Fuente del artículo

España es el país de la Unión Europea donde más cocaína y cannabis se consume. Reino Unido e Italia se sitúan por detrás, según el informe anual publicado este jueves por el Observatorio Europeo de las Drogas. Tanto España (4,4%) como Reino Unido (4,2%) duplican la media comunitaria, mientras que Italia se sitúa en tercera posición (2,9%). Los países con menor consumo son Grecia y Rumanía (0,2%).

El estudio indica aún así que el consumo de este tipo de sustancias tiende a estabilizarse y alerta de los riesgos de la proliferación de las drogas sintéticas estimulantes, como las catinonas, así como del aumento del uso de la metanfetamina.

Según el Observatorio, alrededor de tres millones de jóvenes (el 2,1% de los españoles de 15 a 34 años) han consumido cocaína al menos una vez en el último año.

En todo caso, el informe señala que el consumo de cocaína tocó techo en los años 2008 y 2009 y que en los países con mayor prevalencia se detectan “algunos signos positivos” que “plantean la posibilidad de una pérdida de popularidad de esta droga”. “En sus encuestas más recientes, Dinamarca, Irlanda, España, Italia y el Reino Unido observaron una disminución o una estabilización de ese consumo”, afirma el Observatorio.

Los envíos de cocaína a Europa proceden principalmente de Colombia, Perú y Bolivia y transitan por la mayor parte de los países de América del Sur y de América Central, aunque principalmente por Argentina, Brasil, Ecuador, México y Venezuela. En los últimos años se han detectado rutas alternativas por África Occidental.

ESPAÑA, PUERTA DE ENTRADA

“España, Países Bajos, Portugal y Bélgica parecen constituir los principales puntos de entrada de la cocaína en Europa”, indica el informe, que subraya que en 2010 “España volvió a ser el país que notificó tanto el mayor número de incautaciones de cocaína como la mayor cantidad aprehendida en Europa”.

Por lo que se refiere al cannabis, 16 millones de jóvenes (el 12,4%) lo han probado al menos una vez durante el último año. España ocupa la tercera posición (19,4%) por detrás de Italia (20,3%) y de República Checa (20,7%). Sin embargo, si se tienen en cuenta sólo los jóvenes entre 15 y 24 años, España encabeza la clasificación con una tasa de prevalencia del 23,9%.

El Observatorio afirma que “en España y en Francia se aprecian tendencias generalmente estables” en el uso del cannabis, mientras que en Italia aumenta y en Reino Unido ha disminuido en los últimos años hasta situarse en la media de la UE.

En 2011, se detectó por primera vez en Europa un número sin precedentes de nuevas sustancias psicotrópicas (49). Ello se produce en el contexto de una continua expansión del fenómeno de los ‘euforizantes legales’ que se pueden comprar a través de Internet.

Dos tercios de las nuevas sustancias eran cannabinoides sintéticos o catinonas sintéticas. Por lo que se refiere a su nivel de consumo, todavía hay pocos datos, pero el Observatorio se refiere a la encuesta nacional de 2010 de España, que situó la tasa de prevalencia en el 2,5% en los jóvenes entre 14 y 18 años.

Click para acceder al documento

Anuncios