Fuente del artículo

Ainara Ruíz

Realmente flipo con el apartado “transexualidad e intersexualidad” este dossier del “Sexu Askapenerako Gazte Mugimendua” (“Movimiento Juvenil para la Liberación Sexual”). (disponible en http://es.calameo.com/books/001926811431898e3c831 )

Escribir sobre la transexualidad sin mencionar en ningún momento EL SEXO INCONSCIENTE (identidad sexual, sexo psicológico) de las personas, sin mencionar que ese es el verdadero sexo de las personas transexuales (y no el que nos ha asignado la sociedad basándose en los genitales externos con que nacimos), sin mencionar EL DERECHO FUNDAMENTAL A LA IDENTIDAD que se nos niega sistemáticamente a las personas transexuales, sin mencionar EL DERECHO FUNDAMENTAL A LA SALUD INTEGRAL (incluidos tratamientos hormonales y quirúrgicos) que también se nos vulnera sistemáticamente, sin mencionar EL DERECHO A LA DIGNIDAD que se nos vulnera continuamente desde los medios de comunicación especialmente (por ser más grave no por ser los únicos), sin mencionar ni una sola vez EL CISEXISMO que es la base de toda la violencia y opresión que sufrimos las mujeres y hombres transexuales como tales y que presenta nuestro verdadero sexo (el sexo inconsciente) como si fuera menos válido o real que el de las personas cisexuales (como si no fuéramos realmente mujeres u hombres, o como si fuéramos otra categoría diferente a “mujer” u “hombre” una especie de “tercer sexo”[sic], o como si fuera una elección o un capricho), sin mencionar LA TRANSFOBIA producto de ese cisexismo y que es una violencia constante (negación de nuestra identidad, violencia simbólica, violencia psíquica, discriminación, violencia física en todas sus formas, asesinatos con extrema brutalidad…) y que supone un auténtico GENOCIDIO a nivel mundial (con unas cifras –más de un asesinato cada dos días–, que en proporción equivaldrían a más de 6 millones de personas cisexuales asesinadas al año –posiblemente más del doble en realidad–)…

Hablar de la transexualidad y tan solo mencionar la psiquiatrización y el trabajo sexual, que no son más que dos pequeñas muestras y productos de toda la violencia cisexista y transfóbica, sin mencionar las causas (cisexismo y transfobia derivada de éste), ni todo el resto de violencias y opresiones… No sé si el motivo de olvidar todo eso en el dossier se debe a una total ignorancia, a una total falta de interés, a un intento de utilización de la transexualidad para otros fines olvidandose de la lucha el respeto de nuestros Derechos Humanos y civiles… no lo sé, pero encima lo más grave es que posiblemente quien lo haya escrito se haya quedado satisfech* (pensando “que guay soy, que enrrollad*, hasta he mencionado a las personas transexuales“).

Si este es el plan de liberación sexual que se nos presenta a las mujeres y hombres transexuales, me siento tan “incluida” como en cualquier documento de cualquier defensor del cisheteropatriarcado (patriarcado a secas, al fin y al cabo) como por ejemplo del Vaticano (no tan agredida, eso es cierto, pero igual de “incluida“).

Espero que cambien de actitud, porque si no…

¿LIBERACIÓN SEXUAL SOLO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LAS PERSONAS CISEXUALES Y SOLO PARA ELLAS?

ESTA NO ES MI LIBERACIÓN

Aprendiendo conceptos

Anuncios