La reunión en el SAMA (Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje) finalizaba, el pasado jueves día 3, sin acuerdo entre la patronal y lxs trabajadorxs de comedor de Aragón. Así, los sindicatos mantienen la convocatoria de huelga indefinida a partir del próximo martes, 8 de enero, primer día de clase tras las vacaciones navideñas. 

El acuerdo, dicen desde la Federación de Servicios de UGT, ha sido imposible porque la patronal pedía congelar el sueldo de lxs 1.400 monitorxs de comedor durante los próximos cinco años. 

También se muestran críticxs con la consejera de Educación, Dolores Serrat, quien ha asegurado que ya tiene los servicios mínimos preparados, cuando el servicio de comedor no es un servicio esencial, y así lo avalan, dicen, sentencias en situaciones similares. 

En la actualidad, Aragón cuenta con más de 1.400 monitorxs de comedor y la huelga, indefinida, es producto del bloqueo en las negociaciones del convenio, unas negociaciones que se han enquistado especialmente en dos puntos: los días de libre disposición y la revisión salarial.

Anuncios