Empezamos la semana con algo de humor.  No es un artículo que debamos tener demasiado presente en lo que a nuestra formación se refiere pero  nos hace sacar unas sonrisas.

Fuente del artículo

Las películas animadas de Disney están llenas de subtexto, imágenes y temas LGBT.

Empezaremos por el final:

10. Hércules (1997)

2

¿Hay algo más gay en Disney que ‘Hércules’? Y eso ignorando el hecho de que su contraparte mitológica tuvo numerosas relaciones con hombres. También está el Dios Hades, muy de moda ponerlos como villanos. Y que parece obsesionado con ese torso muscular…

9. Blancanieves y los Siete Enanitos (1937)

Blancanieves

¿Siete hombres que viven juntos en el bosque? Y mira lo que les irrita cuando una mujer tiene el descaro de presentarse y destructurar su forma de vida. Blancanieves es un marrón total.

8. Pinocho (1940)

Pinocho

No se aceptan chicas en la isla del Placer! Pues bien, de acuerdo.

7. Peter Pan (1953)

Peter Pan

Peter Pan probablemente sea asexual: eso explicaría su repulsión cuando Wendy intenta besarlo. Pero toda la vida con un grupo de niños perdidos en una isla lejana es bastante raro. Y no nos olvidemos de que su mejor amiga es un hada llamada Campanilla.

6. Lilo & Stitch (2002)

Lilo & Stich

¿Pueden los aliens ser homosexuales? Claro que pueden. Y no hay nada más extraño que la pareja de Pleakley y Jumba, cuya relación se hizo aún más evidente cuando la película de Disney tuvo secuelas e incluso una serie de televisión. ¿Hemos mencionado la identidad de género ambiguo de Pleakley?

5. Aladín (1992)

Aladdin

El mismo Aladín parece por desgracia heterosexual, pero Jafar es otro de los villanos ambiguamente gays de Disney. Y luego, por supuesto, está el genio, que es una representación mucho más positiva de ser gay que el malvado Gran Visir. Es agradable pensar que, en otra vida, a él y a Aladín les fue bien…

4. El Rey León (1994)

El rey león

Podrás pensar que Timón y Pumba eran simplemente amigos, pero estarías equivocado.

3. La Bella y la Bestia (1991)

La bella y la bestia

Timon y Pumba, pueden conocer a Lumière y Din Don. Pero no son la única pareja subtextual en La Bella y la Bestia. El lacayo de Gaston, Lefou, está claramente enamorado de él, y realmente, ¿quién no lo estaría?

2. La Sirenita (1989)

La Sinerita

Úrsula es una drag queen. No, en serio, el personaje se inspiró visualmente en la gran Divine, lo que explicaría las similitudes. Y la trama está llena de clásicos temas queers: sobre todo la incapacidad de Ariel por encajar y su deseo prohibido. No te preocupes, al final el rey Tritón acepta a Ariel saliendo del armario como un ser humano.

1. Mulan (1998)

Mulán

No hay nada más queer que Mulán. La canción ‘Reflection’ es un himno LGBT, que representa a una chica que no se ajusta a los roles de género tradicionales. Mulán en sí misma no es un hombre trans, pero su transición a Ping se siente como una narrativa trans.

Y luego está el hecho de que Li Shang (a quien puso voz el actor gay BD Wong) se enamora de Mulán cuando todavía piensa que es un soldado varón.

Anuncios